Devoradores ante Gilitos

Grandes peces afloran en el estanque de Gilitos.gilitos-2

En el estanque de Gilitos, el pez grande se come al chico. O por lo menos su barra de pan.

Grandes peces afloran a por sus presas

En el Campo del Ángel y cerca del instituto Antonio Machado (antigua ULA) está el auditorio de Gilitos. Tiene al lado un estanque con grandes y voraces peces que emergen cuando detectan presas: los panes que echan algunos, pese al cartel que prohíbe dar de comer a los peces.

Los panes duran poco en el agua, pues no tardan en ser devorados por los peces.

Quienes arrojan esos panes quizá no ven el cartel que prohíbe tal cosa. O quizá aman demasiado a los peces… a las peleas entre éstos, que ocurren cuando dos ejemplares afloran hacia la misma presa.

Devoradores en Gilitos

peces-voraces-1

Grandes peces afloran a por sus presas

En el Campo del Ángel y cerca del instituto Antonio Machado (antigua ULA) estás el auditorio de Gilitos. Tiene al lado un estanque con grandes y voraces peces que emergen cuando detectan presas: los panes que echan algunos, pese al cartel que prohíbe dar de comer a los peces.

El Consejo Local de Vivienda ya tiene reglamento

El Consejo se reunirá periódicamente en el ayuntamiento.
El Consejo se reunirá periódicamente en el ayuntamiento.

Es un organismo municipal recién creado

El pleno municipal del 20 de septiembre aprobó el reglamento que tendrá el Consejo Local de Vivienda, un órgano municipal recién creado. El PP, Ciudadanos (C´s) y España 2000 votaron contra este reglamento porque permite que en el Consejo haya asociaciones no reconocidas como tales.

La unanimidad entre los concejales del pleno acabó en el punto 12. En él se propuso aprobar el reglamento del Consejo Local de Vivienda, que se reunirá periódicamente en el ayuntamiento. Este nuevo órgano municipal se añade a la concejalía de Vivienda (calle Escritorios, junto a la plaza de los Santos Niños) y a la Oficina de Intermediación de la Vivienda (en la peatonal calle Damas, que va entre Rico Home y el Paseo de los Curas).
El concejal de C´s Gregorio David Valle Rodríguez afirmó: “Nos oponemos a este reglamento porque permite estar en el Consejo a asociaciones no reconocidas como tales”.
El edil del PP Octavio Martín González dijo: “El PP se opone a este punto por tres motivos. Primero, el gobierno municipal dijo que haríamos este reglamento en consenso, pero lo hizo él solo, sin llevarlo a comisión y sin escucharnos. Sólo nos dejó verlo cuando ya lo había hecho. Segundo, en comisión tampoco se debatió la necesidad de crear este Consejo ni qué funciones tendrá. Tercero, sólo tres de los veinte miembros del Consejo serán ajenos al ámbito municipal”.

Satélite

Octavio Martín siguió: “Este Consejo será un satélite del ayuntamiento que aparentará participación ciudadana, pero sólo el gobierno municipal decidirá quién entra en ese Consejo, que sólo refrendará lo ya aprobado por el gobierno municipal. Para crear este Consejo no han consultado a empresas inmobiliarias ni a cooperativas ni a arquitectos, aparejadores o técnicos no municipales. Sí está en el Consejo la confederación de asociaciones de vecinos e incluso -como ha dicho Valle- podrían estar asociaciones no reconocidas como tales. Es decir, el Consejo podrá carecer de los principios mínimos de seguridad jurídica, si no se conocen los derechos y deberes de todos sus miembros”.
La edil de Vivienda, Olga García Sánchez (Somos Alcalá), respondió: “Hay muchísimas imprecisiones en su discurso. A la primera comisión se llevó un borrador del reglamento para que ustedes cambiaran lo que quisieran. Ha dicho que sólo tres miembros del Consejo serán independientes. ¿Se refiere a los tres representantes de los grupos políticos? ¿No son independientes los otros miembros: universidad de Alcalá, federación de asociaciones de vecinos, sindicatos…?”

“No tendría sentido”

Olga García añadió: “Entendemos fundamental que el Consejo incluya organizaciones como ‘Stop desahucios’ o ‘PAH’ aunque sean asociaciones no reconocidas formalmente. No obstante, cualquier asociación que quiera entrar en el Consejo debe recibir el visto bueno de éste, con lo cual ustedes y cualquiera de nosotros podemos crear un reglamento que fije las condiciones objetivas para entrar en el Consejo, que no tendría sentido sin esas asociaciones a las que desean vetar”.
El concejal de España 2000, Rafael José Ripoll Candela, precisó: “No vetamos asociaciones, sino colectivos sin encaje legal y que no son asociaciones, por más que se empeñen en presentarlas como tales. Sólo son asociaciones las legalmente constituidas, con domicilio, actas, libros de cuentas… Las normas han de ser iguales para todos, si no preferimos la ley del oeste. No necesitan a los grupos de la oposición para crear un Consejo a su medida, en el que esos colectivos los asesoren en lo que ustedes ya están asesorados. Pueden reunirse con esos colectivos en su casa, en el bar, en la calle…”

“Dos amiguetes”

Gregorio Valle (C´s) preguntó: “¿Podrá entrar en el Consejo cualquier grupo que dos amiguetes formen mañana? Este Consejo tiene un fondo de inseguridad jurídica por dos razones: Primero, la pertenencia al mismo supone unas obligaciones y responsabilidades sólo asumibles por asociaciones legalmente constituidas. Segundo, no fija las normas que regulan el derecho a pertenecer al Consejo, dejándolo al arbitrio de sus miembros”.
Octavio Martín (PP) aseguró: “No vetamos a ‘Stop desahucios’ o ‘PAH’, que pueden ir cuando quieran al ministerio del Interior a inscribirse como asociaciones formales que puedan asumir obligaciones y responsabilidades. Como hacen todas las asociaciones. No es ético que la admisión de grupos en el Consejo sea decidida por los propios miembros del Consejo. Debería decidirlo este pleno municipal”.
Olga García (Somos Alcalá) replicó: “Intentan imponer a los colectivos el encaje legal que a ustedes les apetece. Pero los colectivos tienen derecho a no constituirse en asociación. Dos amiguetes son dos vecinos o vecinas con derecho a participar en cualquier organismo. El Consejo ya está definido y no mangoneará quién entra o sale, sólo decidirá que asociaciones no legalmente constituidas entran o salen. Así funcionan el Consejo Municipal de Salud y el de Patrimonio, sin que ustedes se hayan opuesto”.
El reglamento del Consejo Local de Vivienda fue aprobado con el voto favorable de los 14 concejales del gobierno municipal y el voto contrario de los 13 ediles de la oposición.

El ayuntamiento celebró el pleno de septiembre

El ayuntamiento está en la plaza de Rodríguez Marín, junto a la de Cervantes.
El ayuntamiento está junto a la plaza de Cervantes.

La glorieta de comisaría se llamará ‘Armada Española’

Como ocurre cada tercer martes del mes, el ayuntamiento celebró el pleno municipal ordinario el martes día 20 de septiembre. Se reunieron los 27 concejales (8 del PP, 7 del PSOE, 6 de Somos Alcalá, 4 de Ciudadanos y 1 de España 2000) para debatir los 28 puntos del orden del día. En el primero aprobaron bautizar como ‘Glorieta Armada Española’ a la rotonda situada frente a la comisaría de policía.

Insomnio en La Garena

La Garena sufre botellón nocturno.
Bloques de la calle Arturo Soria, 4.

Por el botellón tras la calle Arturo Soria

Los residentes de la calle Arturo Soria, 4 tienen verdaderas dificultades para dormir. No por problemas de salud, sino por los botelloneros que se instalan detrás de su edificio de viviendas cada madrugada. Sus gritos, su música y sus otros ruidos son ya una costumbre nocturna del lugar.

La calle Arturo Soria -de doble sentido- sale de la estación de tren de La Garena y discurre en paralelo a la vía férrea.

En su otra margen, la calle Arturo Soria tiene bloques de viviendas y, tras ellas, un ancho paseo peatonal paralelo. Ahí vienen botelloneros cada noche.

 

El botellón ocurre junto a las viviendas.
Zona de botellón, detrás de los edificios.

Estos individuos se instalan junto a un área de juegos infantiles tras el edificio de la calle Arturo Soria, 4. Los habitantes de este bloque, que hace esquina con la calle José Comas Sola, soportan los ruidos nocturnos de esos incívicos, que llegan en coche con la radio puesta, se comunican a gritos y emiten otros sonidos.

En cierta ocasión una vecina llamó a la Policía Nacional, que obligó a los ruidosos a marcharse. Pero han seguido viniendo en las noches posteriores.

Otros agentes han indicado a esta vecina que es difícil medir si los decibelios superan el máximo permitido. Por eso le aconsejan esperar a que bajen las temperaturas y el frío disuada a esa gente de pasar las noches en la calle.

Durante otra estruendosa velada, un vecino ya harto abrió la ventana de su piso y gritó aun más fuerte que los chillones de abajo, exigiéndoles que dejaran dormir, a lo que ellos se negaron. Entonces el vecino amenazó con bajar y los envalentonados lo retaron a hacerlo.

Actualmente los vecinos continúan buscando una solución. Ni siquiera desean prohibir a esos individuos que hagan sus fiestas callejeras. Sólo piden que se trasladen a sitios en los que a nadie molestarían y que además tienen cerca de allí.

El botellón no molestaría en el cercano parque de La Garena.
Parque cercano junto a la vía del tren.

Efectivamente, al otro lado de la calle Arturo Soria, entre ésta y la vía del tren, hay un gran parque alejado de cualquier vivienda.

Otra zona alternativa y próxima está al final de la misma calle Arturo Soria, que termina ante la gran plaza de La Garena. Ésta tiene en su otro extremo la fuente rectangular hoy vacía, junto al centro de exámenes de conducir.

Esa plaza acoge en junio las fiestas del Distrito III, con estrados y orquestas. Los propios botelloneros estarían mejor allí.

Los botelloneros también tienen cerca la plaza de La Garena.
Plaza de La Garena, otra alternativa.